La industria alimentaria es uno de los sectores productivos que más se benefician de las soluciones ofrecidas por los sistemas de visión artificial, estos sistemas se encuentran equipados con mecanismos de detención espectral que son capaces, de manera no invasiva, de reconocer al instante elementos que puedan comprometer la salud de los clientes o afectar la calidad del producto final.

Demos un recorrido por las soluciones que ponen encima de la mesa estos fiables y seguros sistemas de inspección, que han demostrado poder llevar a las empresas al siguiente escalón de eficiencia productiva.

 

¿Qué aporta la visión espectral en la industria alimentaria?

Los sistemas de visión hiperespectrales brillan en la industria alimenticia debido a su capacidad para inspeccionar tanto el exterior como el interior de los alimentos, por lo que podemos hacer cosas que para la industria convencional serian imposibles, en un tiempo mucho menor.

Esta novedosa tecnología nos presenta soluciones como:

 

Inspección de calidad de los alimentos

Ahora que sabemos lo que podemos llegar a hacer con esta tecnología, se nos viene a la mente el potencial que puede tener para la inspección de los alimentos como frutas, granos, hortalizas, carnes…

Más allá de la inspección interna es útil también de manera externa, porque podemos supervisar toda una línea de producción y detectar eficazmente decoloraciones, golpes y desperfectos prácticamente invisibles al ojo humano, pero que compromete la calidad de los alimentos.

 

Inspección de envases

Uno de los usos más frecuentes de la tecnología de visión artificial en la industria alimentaria, son las soluciones para la automatización e inspección de envases y empaquetados. Permite filtrar desperfectos como botellas mal selladas, latas dañadas y paquetes con cantidades incorrectas del producto que afecten a su refrigeración u ocasionen perdidas de material.

 

Detección de objetos extraños

La presencia de objetos extraños en las cadenas de producción alimentaria son un problema escaso, pero que puede acarrear devastadores consecuencias para cualquier empresa que dedique muchos recursos a un producto, corriendo el riesgo de tener que retirarlos por completo del mercado porque se ha colado cualquier elemento que no deba estar en él, sea por la razón que sea.

Tanto las empresas de materiales médicos como de alimentos deben garantizar sobre todo la seguridad y calidad de su producto ya que es su principal oferta valor, en industrias donde la reputación y calidad general lo es todo.

Esta es la razón por la que cada vez más industrias optan por la automatización utilizando sistemas de visión artificial para la detección de objetos extraños en su cadena de montaje.

 

Trazabilidad y control final del producto

Paquetes que tengan las condiciones idóneas, con las etiquetas adecuadas, en las zonas de distribución correctas, que permitan la trazabilidad de los productos, se puede gestionar por completo gracias a la aplicación de estos sistemas.

Esto permite no solo aplicar modelos de mejora continua, si no que asegura todo el control de calidad global post procesado, de manera automatizada y es una gran solución para la línea final de montaje.

 

Ventajas de la aplicación de sistemas de visión artificial

Ahora hablemos un poco sobre las ventajas que pueden adquirir las empresas que implementen estas soluciones industriales, que caracterizan a los sistemas de automatización basados en la visión artificial.

 

Fiabilidad

Estos sistemas son capaces de analizar por completo todos los productos de manera fiable utilizando una tecnología de longitud de onda, asegurando que los alimentos se encuentren siempre en los valores ideales, garantizando la calidad de los mismos.

Esto genera un impacto positivo a nivel de marca, que permite a las empresas competir en los mercados actuales, donde la calidad general es un valor diferenciador clave del éxito.

 

Velocidad

Automatizar utilizando visión artificial, asegura que los esfuerzos de inspección y calidad de los productos no generen retrasos, ya que los análisis transcurren en tiempo real, adaptándose a volúmenes de producción muy altos.

 

Adaptabilidad

Otra ventaja importante que tomar en cuenta es la adaptabilidad del sistema, puesto que pueden ser configurados para medir infinidad de características, dependiendo del sector alimenticio que nos interese. No importa si queremos supervisar humedad, niveles proteicos, ahumado, precocción, grasas…

Todo depende de las peculiaridades de la empresa, la línea de producción y la materia prima, hay un equipo ideal para cada producto.

 

Flexibilidad

Los sistemas de visión artificial son muy flexibles, por lo que pueden instalarse muy fácilmente junto con la maquinaria ya disponible dentro de la fábrica o planta de producción. Todo esto sin necesidad de equipo especializado para operarlo o conocimientos técnicos de alto nivel.

Esto también se aplica en los sistemas de visión espectral, cuya tecnología avanzada no necesita expertos para operar, ya que incluyen sistemas auxiliares de cálculo que se encargan de la parte complicada del análisis.

 

Visión artificial: Hacia una industria alimentaria más eficiente y responsable

El beneficio de la implementación de los sistemas de visión artificial y las funcionalidades hiperespectrales para el análisis e inspección de los alimentos, no solo aporta a las empresas eficiencia operativa, si no que impacta de forma positiva en la construcción de una marca responsable.

Materia prima sana, de calidad y sin contaminantes, asegura a tus clientes un producto sin riesgo de consumo, en condiciones fácilmente diferenciables a la competencia.

 

La automatización segura y fiable de las empresas de producción de alimentos es posible gracias a los avances de la tecnología espectral y los sistemas de visión artificial.

Para cada reto industrial una solución tecnológica.