Dentro del ámbito de las empresas modernas, las labores de clasificación, recolección y transporte de piezas, son de las más importantes dentro de los procesos productivos, ya sean en bandas transportadoras, contenedores o estantes.

Aunque el Bin Picking parece una tarea muy sencilla de realizar puede tener sus retos, y es sin duda, un paso importante para la robótica colaborativa y uno mucho más para las aplicaciones de visión artificial, que han llamado la atención de gigantes como Amazon.

 

VGR y picking

Los sistemas de VGR no son más que el resultado de la combinación de la robótica, la visión y la inteligencia artificial, de ahí sus siglas en inglés, Vision Guided Robotics (robots guiados por visión artificial).

El resultado de esta fusión son los llamados Cobots, robots colaborativos pensados para trabajar de forma conjunta con el personal humano, que tienen la capacidad de captar de manera visual su entorno y tomar acciones acordes a cada situación, gracias a la aplicación de la inteligencia y visión artificial por software.

Estos robots, al ser dotados con la capacidad de “ver”, no necesitan que los objetos con los que trabajaran estén en un lugar y posición milimétricamente predefinidos, ya que por si solos pueden captar coordenadas y posición, ajustando su funcionamiento en consecuencia.

Esto le otorga a este tipo de tecnologías un sinfín de aplicaciones industriales.

 

¿Qué es el Bin Picking?

El Bin Picking entonces, es el proceso por el cual un equipo de VGR selecciona desde un contenedor o una pila de objetos, una pieza específica, sin importar la distribución dentro la pila o el contenedor.

Para esto se necesita un sistema de captación de imagen que puede ser laser, con cámaras de alta definición en distintos puntos para impresión 3D u otros, combinado con un componente mecánico o brazo articulado, que pueda tomar el objeto según la delicadeza que se requiera para el trabajo y reubicarlo, apoyado en un algoritmo que gestiona la óptima ejecución del proceso.

 

El proceso de Bin Picking

La razón que hace tan atractiva y emocionante la automatización de los procesos de Bin Picking, es que dentro de las actividades de recolección, clasificación y transporte de objetos (que pueden ser piezas, materiales o productos), esta tarea es por mucho la más desafiante.

En principio, coger un objeto de un montón desordenado y recolocarlo, no parece ser algo de otro mundo, pero desde el punto de vista tecnológico es todo un desafío. Esto se debe a que el proceso de Big Picking trae consigo muchas sub tareas que requieren que el robot pueda solucionar por sí mismo:

  • El robot debe reconocer las piezas dentro del contenedor, sin importar la posición de la misma, usando sus mecanismos de captación.
  • Debe por su cuenta reconocer la distancia para adaptarse a diferentes contenedores y ambientes de trabajo.
  • Traza una ruta que optimice el tiempo de ejecución.
  • Mover el brazo evitando obstrucciones de cualquier tipo.
  • Tomar el objeto o pieza sin dañarlo.
  • Reubicar el objeto en el lugar que corresponda.

Todo esto en cuestión de segundos, mientras evita el contacto con el personal que pudiera estar compartiendo el espacio de trabajo. Una pequeña muestra de lo que la inteligencia artificial puede hacer.

 

Aplicaciones del Bin Picking

Las industrias de la automoción, farmacéutica, gestión automatizada de almacenes, packing y fabricación de piezas a medida, son algunos de los muchos sectores productivos en los que se puede aplicar la automatización de este sector especifico del Pick & Place.

Ya que estos VGR automatizados se apoyan en sistemas de procesamiento de datos, es posible aplicar controles de trazabilidad de cada pieza que procesan, por lo que pueden incluso inspeccionar los elementos que recogen y crear registros que luego pueden ser analizados para optimizar operaciones futuras.

 

Ventajas del Bin Picking

Los robots colaborativos con sistemas de visión cuentan con numerosas propiedades adaptativas, lo que los hacen idóneos para trabajar en entornos productivos modernos. Entre las ventajas de automatizar la gestión de Bin Picking destacan:

  • Presentan soluciones flexibles, que se adaptan a entornos exigentes sin perder eficacia.
  • Son altamente adaptativos, tanto en volumen de trabajo, como en reprogramación y reasignación de área laboral.
  • Pueden trabajar sin descanso con supervisión mínima.
  • Son sumamente seguros gracias a sus sensores de visión artificial que evita dañar otros equipos y al personal.
  • Realizan tareas repetitivas, siempre con la misma precisión.

Esta solución ya ha sido probada en entornos laborales continuos, demostrando un alto retorno de inversión, sobre todo en industrias de producción constante, que requieran de capacidades especiales para trabajar, con lotes semi estructurados o completamente aleatorios.

 

Conclusión

Aunque parezca a simple vista algo sencillo, quienes conocen los procesos productivos saben que algunas actividades son sumamente tediosas para el personal humano, sobre todo tareas logísticas relacionadas al Pick & Place, sea por lo mecánico y repetitivo (estresante o desmotivador) o por la manipulación de elementos delicados y peligrosos.

Sumémosle a esto, tener que hacerlo durante jornadas extendidas sin perder eficiencia en ningún momento. Sin duda alguna, una solución necesaria en muchos sectores.